Cuando cambiar los amortiguadores

En un vehículo los amortiguadores juegan un papel crucial, en especial porque estos se encargarán de brindar estabilidad a tu coche. Para encontrar los mejores repuestos de segunda mano te invito a visitar desguace de seat, porque allí encontrarás todo lo que necesitarás a los precios más ajustados del mercado.

Pero, es probable que no sepas cómo puedes revisar tus amortiguadores para saber si se encuentran en buen estado o si requieren un cambio. Por este motivo, me he dado a la tarea de prepararte este post, para que puedas saber cuándo es el mejor momento para cambiarlos.

Indicadores de que requieres un cambio de amortiguadores

Es probable que no sepas cuándo es el mejor momento para cambiar tus amortiguadores, pero no te preocupes, para revisarlos solo debes seguir estos consejos:

Fíjate en la estabilidad del coche

Es importante que el coche esté completamente estable, porque de esto dependerá que no se vaya a tener ningún tipo de accidente en el mismo. En todo caso, será vital que lo aparques en un lugar completamente plano y que lo observes a la distancia.

Entre las defensas y el pavimento se debe formar una línea completamente paralela sin que el coche se incline hacia ningún lado. Si se llega a inclinar, quiere decir que los amortiguadores se encuentran en mal estado y por esto deberías cambiarlos cuanto antes.

Fugas y estado exterior

Es importante tener en cuenta que, el estado exterior de los amortiguadores es muy importante, y debes asegurarte de que estén en perfecto estado. No deben existir fugas de aceite en los mismos porque esto puede causar un mal funcionamiento y llevar a que se pierda su funcionalidad.

Por otra parte, si conduces por terrenos que sean ricos en sal, debes tener presente que los amortiguadores pueden oxidarse rápidamente. Si están oxidados, lo mejor es llevar al coche a un taller de inmediato para hacer el cambio de los mismos.

Prueba del rebote

Es la principal prueba que puedes realizar en tu vehículo para saber en qué estado se encuentran los amortiguadores. Para hacerla, bastará con ejercer presión sobre la carrocería para luego soltarla y así poder observar el movimiento que hace el coche para volver a su posición.

Si hace un movimiento único y vuelve enseguida a su posición los amortiguadores estarán en buen estado. Pero, si comienza a dar varios rebotes antes de volver a su posición tendrás que hacer el cambio de los amortiguadores de inmediato porque estarán en mal estado.


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.