Pintar la fachada de una casa: ¡el método!

Hemos detallado para usted un método que explica perfectamente cómo pintar una fachada de forma profesional y segura.

Para paredes exteriores perfectamente repintadas, todo lo que tiene que hacer es seguir los siguientes pasos:

  1. Montaje del andamio

La instalación de andamios es más práctica y segura que una escalera para repintar la fachada de una casa. Compruebe que el andamio esté bien instalado y coloque una correa para sujetarlo cerca de la fachada.

Si la altura de su fachada es inferior a tres metros, puede utilizar una simple escalera para realizar el trabajo, pero será más restrictivo y más largo.

  1. Proteger el espacio

Todo el trabajo de pintura es sucio.

Para evitar sorpresas desagradables, recuerde proteger todo lo que no va a pintar! Para ello, aplique un adhesivo para marcar a lo largo de las ventanas y extienda una lámina de plástico sobre el suelo.

Si tiene plantas o un huerto cerca, también considere protegerlas con una lona. El uso de productos químicos, podría dañar sus plantas. Pide consejo a los expertos de la pintura.

  1. Preparar su fachada

¡No puedes pintar una fachada sucia! Es importante comenzar con la preparación de la fachada. Es imprescindible limpiar la fachada y protegerla con un agente antiespumante. Esto permite una mejor adhesión de la pintura, así como una mayor duración.

Para preparar la fachada, siga el siguiente método:

  • Utilice un cepillo de alambre o un raspador para eliminar las imperfecciones.
  • Rocíe una capa de limpiador de fachadas con un spray (deje secar).
  • Enjuague con el limpiador de alta presión (deje secar)
  • Aplicar un antiespumante para fachada (dejar secar, sin enjuagar)
  • Rellene las grietas con yeso de reparación (deje secar)

El tiempo de secado entre cada paso dependerá de los productos que utilice. Consulte sus instrucciones para obtener más información.

  1. Aplicar la capa de fondo

Para facilitar la adhesión de la pintura de fachadas, se aconseja aplicar una capa de fondo adecuada. Por lo general, optamos por una base especial para paredes exteriores, o por una imprimación…. ¡o ambas (en cuyo caso la imprimación se aplica primero)!

Aplíquelas con el rodillo sobre toda la superficie y con un pincel en las zonas que requieran mayor precisión (por ejemplo, contornos de ventanas o esquinas). Con un rodillo, recuerde cruzar las pasadas, es decir, alternar las pasadas horizontales y verticales.

Asegúrese de comprobar el tiempo de secado antes de empezar a pintar. Para un fijador de fondo, este tiempo puede ser de hasta 4 días!

  1. Aplicar pintura de fachadas

Ahora es el momento de pintar tu fachada! Al igual que con el contrapiso, el cepillo debe usarse para las áreas delicadas y el rodillo para el resto.

Es ideal para trabajar en áreas pequeñas (unos 60 centímetros por metro). Para obtener un resultado impecable, preferimos trabajar en cada lado de la fachada de una sola vez. Evite comenzar una parte de la fachada si no cree que tiene tiempo de terminarla.

Antes de aplicar la pintura, recuerde mezclarla bien con su mezclador. Una vez más, recuerda cruzar los pases para obtener un resultado de calidad. Pintar una pared al aire libre requiere un mínimo de dos capas. Respetará el tiempo de secado entre cada mano (pida presupuestos  los profesionales para la pintura de su fachada).


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.